La primera situación

Leí sobre un trasvesticidio en Twitter y me desplomó. La falta de empatía es algo que nunca me va a dejar de sorprender. (Si, leí los comentarios.)

Hace un año exactamente trabajé con REDLACTRANS en CampCamp, una iniciativa impulsada por Wingu, dónde las chicas de REDLACTRANS me contaron sus experiencias y todo lo que tienen que vivir día a día. Lo diferente que, por ejemplo, es el día para un hombre trans de una mujer trans. Para la mujer trans es mucho más difícil ya que las facciones masculinas son más acentuadas y notorias y tardan en desaparecer con las hormonas. Cuando para un hombre trans los ambientes son menos hostiles ya que pueden pasar como hombres lampiños, pero el maltrato y la discriminación está siempre presente.

¿Cuántas de todas las personas que comentaron esa nota saben que los trans tienen que recurrir al trabajo sexual ya que no pueden reinsertase por haber “tomado” la decisión de transicionar? ¿Cuántos saben que muchos apenas tienen para sobrevivir y fueron echados de su casa a una edad temprana? ¿Cómo podemos hacer como si nada? Mataron brutalmente a una persona por vivir y festejar quien era.

Situación número dos

Leí un post de un programador de Paraná sobre diversidad, dónde explicaba que no era su culpa haber nacido en un ambiente no-diverso. Que en sus círculos eran todos iguales y el vocabulario con insultos al otro era moneda corriente. Aún así se mostraba muy interesado en la diversidad pero abordándolo de una manera muy cuestionable y común. Desde el “¿Por qué no nos mezclamos todos?” “¿Por qué hacen juntadas de chicas separadas? Estemos todos juntos.” Acá hay un thread sobre lo que opino al respecto.

La tercera

La tercera pasó con una persona que trabaja conmigo hace años. Estábamos en la cocina y me dice: “No sabés lo que le pasó a mi hija”. Yo, muy curiosa y un poco asustada por el tono, le pregunto qué le pasó y me empieza a contar. Su hija estaba en el colegio, en el aula, y una chica, su mejor amiga, se acerca hacia ella y le dice: “Me gustás”. Al instante, interrumpe la historia para decir: “¡Imagínate cómo me puse! Le dije a mi hija: ¡Decile que no sos así! Mirá si te toca, o te viola o te obliga a hacer cosas que no querés. Decile que no."

En ese momento me di cuenta que esta persona no sabía nada de mi y me lo estaba contando con total tranquilidad. Una tranquilidad que daba miedo. Esta persona estaba comparando a una chica enamorada de 11 años con un violador que aparece en las noticias a las 8 de la noche.

No, no me sentía bien.

Escuché que terminaba de hablar y le dije: “¿Vos sabés que yo estoy pareja con una mujer hace 2 años, no?” (En ese momento lo estaba) Muy sorprendida esta persona me dice que estaba “todo bien con los gays” y que conocía muchas personas que eran gay. Particularmente me empieza a hablar de una amiga de 50 años aproximadamente, que se había dado cuenta que era lesbiana hará un año y ahora llevaba una vida muy feliz. Y, citando: “¡Aún teniendo hijos y todo!”.

La conversación terminó con un “Qué bueno hablar con vos. Me tengo que ir. Te quiero, Belu“. La relación no volvió a ser la misma. Prácticamente se destrozó.

Pienso: ¿Cómo puedo hablar con una persona que me adjudica las mismas cualidades que tiene un violador?


Esto me hizo pensar en que yo no me quedé en las preguntas solamente. Con 16 años me expuse a un mundo completamente distinto. Yo también sentí mucho miedo pero aún así la diversidad la busqué. Me informé y no paré. Con buscar la diversidad me refiero a tratar de expandir tus círculos y tu conocimiento, más allá de tu sexualidad.

Y me pregunté: ¿Qué puede cambiar en lo que consumimos para que las primeras experiencias ante la diversidad no sean tan bruscas? Ya sea tu amiga que te dice que gusta de vos, o alguna pareja de algún amigo o familiares, compañeros de trabajo. Porque la diversidad existe y no falta mucho para que te la cruces.

Fue así que estaba buscando un documental gay en Netflix y me cayó la ficha. ¿Cuántos de nosotros buscarían gay en Netflix? ¿Con qué fin lo harían? Entonces pensé que si diversificamos lo que consumimos, tal como yo lo hice hace años, quizás ese impacto brusco a lo diferente no se lo lleve una persona en una situación real. Probablemente el “mal momento” lo puedas vivir en frente de la computadora o de la tele y no en una cena familiar o en tu trabajo.

Con un tweet y Google Sheets empezó Diversidad Media. Pronto, muchas personas empezaron a colaborar completando este formulario. Al día siguiente la repercusión fue subiendo y me puse a crear una plataforma web para Diversidad Media. Hoy, todo el código es Open Source y ayer hicieron el primer fork para pasarlo a Reason.

https://github.com/okbel/diversidad-media

Le tengo muchísimas ganas a este proyecto. Estoy planeando muchas cosas. Si querés participar mándame un DM a @okbel y charlamos.

Les mando un beso grande y traten de diversificar lo que consumen. Empezando con un poco ya es un montón.

DISCLAIMER: Estoy aprendiendo constantemente sobre mi y sobre ustedes. Probablemente mientras leas esto, en este mismo momento, me esté cuestionando muchas de las cosas que dije y en el post siguiente haga una reflexión sobre eso. Esto no está grabado en piedra. Son solo unos segundos de mí; Escribiendo.